Las tendencias electorales: Podemos y PP bajan, el PSOE se mantiene y Ciudadanos sube con fuerza

Hoy en El Electoral, vamos a repasar las tendencias electorales del momento, partido a partido.

Partido Popular

En el pasado mes no hubo demasiadas encuestas pero sí las suficientes como para ver las tendencias electorales actuales. El Partido Popular cae a un ritmo mayor que en los últimos 15 meses (solo superada por la caída que tuvo en octubre). De febrero a marzo ha caído 4,2 puntos. Esta caída es fruto del ascenso de Ciudadanos, que está cogiendo el voto de centro y centroderecha desencantado con el PP. 

El punto máximo del PP desde enero de 2014 fue en abril (32,7 %). En mayo se mantuvo y tras las elecciones europeas perdió dos puntos, que luego recuperó en agosto. Fue en octubre donde empezó la caída. Si en agosto las encuestas le daban el 32,1 % y en septiembre el 31,3 %, en octubre le deban un 26,8 %. Esto es una caída con respecto a agosto de 5,3 puntos y respecto a septiembre de 4,5. Desde entonces se han mantenido siempre en torno al 25 y 27 %, con pequeñas variaciones en cada mes. De hecho viendo la media de las encuestas desde octubre (cae en noviembre un poco pero se recupera en diciembre y enero, superando el 27 %) parecía que el PP iba a recuperarse. Y es que se hubiese recuperado si no hubiese porque en enero entró un nuevo actor en el terreno electoral: Ciudadanos.

De enero a febrero, el PP tuvo una ligera bajada. En ese mismo período Ciudadanos creció 3,1 puntos. Y ya nos encontramos con el momento actual: la mayor bajada desde la de octubre de 2014. De febrero a marzo, la intención de voto del PP ha bajado de 26,9 a 22,7 (4,3 puntos) y la de Ciudadanos ha pasado de 7,6 a 16,7 (9,1 puntos más).
Como resumen podemos decir que el PP está sufriendo una de sus mayores bajadas en intención de voto de los últimos años y que parece que la caída va a continuar mientras dure el ascenso de Ciudadanos (que en mi opinión aún tiene recorrido).

Podemos

Al igual que el PP, Podemos se encuentra en descenso. La formación de Pablo Iglesias, lleva desde diciembre cayendo, aunque ha sido en marzo cuando se ha acentuado la caída, debido a la irrupción de Ciudadanos. Podemos apareció en las encuestas en mayo, con un 1,4 %.

En las europeas dio la sorpresa con un 7,98 % y se convirtió en la cuarta fuerza. Tras las elecciones, Podemos tuvo un gran crecimiento. En junio, las encuestas le daban el 15,7 % de los votos (en el mismo período el PSOE perdió 8,3 puntos e IU perdió 5). En julio, cayó 2 puntos y en agosto recuperó la intención de voto de agosto. A partir de entonces, Podemos no paró de subir. La mayor subida fue en octubre (4,8 puntos), mes en el que el PP tuvo una bajada de 4,5 puntos e Izquierda Unida de 1 punto (el 20 % de su intención de voto). Desde noviembre a enero se mantuvo estable (variando unas décimas). En febrero, Podemos, al igual que el PP, tuvo una ligera caída (8 décimas) y en marzo la caída cogió fuerza, bajando 2,8 puntos hasta el 22,1 %.

La caída de Podemos va a continuar. Va a continuar por una razón: casi la mitad de su electorado no comparte las ideas de Podemos. Muchos de ellos son personas de centro. Estas votarán finalmente, unos al PSOE y la mayoría de ellos a Ciudadanos.

PSOE

El PSOE no está en uno de sus mejores momentos. Desde 2008, ha tenido una gran caída. En las elecciones de 2011, el PSOE obtuvo el 28 % de los votos frente al 44 % del PP. Pero después de las elecciones la caída se mantuvo. En aquel momento la ventaja del PP sobre el PSOE era de unos 18 puntos y en algunas encuestas (como la encuesta de febrero de 2012 de Metroscopia) dieron al PSOE menos de la mitad de votos que el PP. Sin embargo, la ventaja del PP sobre el PSOE fue disminuyendo. No porque el PSOE subiese que no lo hacía sino por la caída del PP.

En mayo de 2014, las encuestas daban al PSOE un 29 % de los votos frente al 32,4 % del PP. Sin embargo, en las elecciones europeas obtuvo un 23 % de los votos. En junio, la intención de voto del PSOE ya estaba en el 20,7 % (una caída de 8,3 puntos en tan solo un mes). En los dos meses siguientes, el PSOE subió (consecuencia de la dimisión de Rubalcaba y la elección de Pedro Sánchez como nuevo líder del partido. 

El punto máximo del PSOE desde las elecciones europeas fue justo en agosto (tras la elección de Pedro Sánchez) cuando las encuestas le daban un 25,8 % (5,1 puntos más que en junio). En los siguientes meses, fue perdiendo poco a poco intención de voto. En noviembre, Podemos superó al PSOE en la media de las encuestas.

En diciembre, el PSOE toca su mínimo: un 20,6 %. En ese mes muchos medios decían que Podemos estaba fagocitando al PSOE y que este iba a caer más, comparándolo algunos con el PASOK griego. Sin embargo, desde entonces se ha visto que el PSOE no es el PASOK ni lo va a ser. Esto se ha visto sobre todo tras la victoria del PSOE (con unos resultados mejores de los que se preveía viendo las encuestas) en la comunidad más poblada de España, Andalucía. Es cierto que el PSOE sigue manteniendo una intención de voto muy baja (en torno a un 21 %) pero no parece que vaya a bajar más.

Ciudadanos

Ciudadanos está siendo la gran sorpresa. En las elecciones europeas ya obtuvo un 3,5 % pero, entonces, nadie les hizo caso. Sin embargo, poco a poco ha ido ganando terreno y ya se ha colocado cerca de los tres grandes partidos. Si Ciudadanos continua su tendencia al alza, y parece que eso es lo que va a ocurrir, llegará a los mismos niveles de voto que el PP, Podemos y PSOE.

España ha sustituido un ‘bipartidismo’ por un ‘cuatripartidismo’. Ese proceso se ha ido realizando poco a poco. Tras las elecciones de 2011, IU y UPyD fueron ganando apoyo. Llegaron incluso a tener entre ambos más de un 20 % de la intención de voto. Tras las elecciones europeas, Podemos sustituyó a IU+UPyD y en unos meses, España se convirtió en un ‘tripartidismo’. Sin embargo, es difícil que todo el voto del desencanto. No todas las personas que están desencantadas e indignadas son de izquierda (como lo es Podemos). Hay gente de todas las ideologías. La mitad de la intención de voto de Podemos, según las encuestas, es gente que no comparte las ideas de Podemos y que, en su mayoría, finalmente no votará a Podemos sino que lo hará por Ciudadanos.

Ciudadanos ha tenido su mayor subida de febrero a marzo con una subida del 7,6 % al 16,7 % (9,1 puntos más). 5 meses lleva Ciudadanos subiendo y cada vez a mayor ritmo y parece que seguirá aumentando su intención de voto (aunque a un menor ritmo) durante unos meses más.

Izquierda Unida y UPyD

Voy a hablar de estos partidos a la vez porque están teniendo una evolución similar en las encuestas. Entre los dos, antes de las elecciones europeas, tenían más del 20 % de la intención de votos. Sin embargo, de mayo a junio, cayeron entre los dos, 8 puntos y desde entonces han ido perdiendo poco a poco apoyos (que han ido a parar a Podemos y Ciudadanos).

Actualmente, Izquierda Unida tiene de media un 3,8 % de intención de voto y UPyD tan solo un 2,5 %. El futuro no parece bueno para ellos. Izquierda Unida es el partido de los dos, que más posibilidades tiene para sobrevivir.

UPyD se encuentra en una situación peor aún. No solo están mal en las encuestas sino que a eso hay que añadir el mal resultados en las elecciones al Parlamento de Andalucía y la crisis interna que están pasando. Además, la irrupción de Ciudadanos los debilita aún más y hace muy difícil que se puedan recuperar.