Antonio Miguel Carmona: “Vamos a limpiar Madrid, tanto sus calles como sus despachos”

Lleva mucho tiempo recorriendo todos los distritos de la ciudad, hablando con los vecinos, investigando cuáles son sus problemas y planteando propuestas. Es Antonio Miguel Carmona, candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid.

 

¿Cómo valora la gestión que ha realizado durante todos estos años el Partido Popular en Madrid?

Más importante incluso de cómo valoro yo personalmente la gestión del PP al frente del Ayuntamiento es la valoración que hacen los propios madrileños: el 70% de los vecinos quiere que se produzca un cambio en profundidad en el Ayuntamiento, y este es de los pocos datos en que se ponen de acuerdo todos los sondeos. Los madrileños son conscientes de que, en esta etapa, se ha derrochado el dinero provocando la ruina de la ciudad, las calles están sucias, los polideportivos se caen a pedazos por culpa de la mala gestión municipal, los mayores ven recortadas sus ayudas y tienen que pagar por servicios como la teleasistencia… De la gestión medioambiental mejor no hablar, porque la contaminación se ha disparado en Madrid y la respuesta del consistorio ha sido hacer trampas en la medición escondiendo las estaciones de medición en lugares inapropiados, por no hablar de la crisis del arbolado que nos costó desgraciadamente dos fallecimientos. En dos palabras, Madrid ha retrocedido muchas posiciones en cuanto a los servicios que presta a sus vecinos y la calidad de vida en la ciudad. Madrid es una ciudad sin gobierno, abandonada a su suerte por el PP.

 

¿Cuáles serán las primeras medidas que tomará si llega a ser alcalde?

Indiscutiblemente, vamos a dar respuesta a las principales preocupaciones que los madrileños y madrileñas, empezando por limpiar Madrid, tanto sus calles como sus despachos. Sus calles, aplicando un plan de choque que limpie Madrid en los primeros seis meses de mandato. Vamos a exigir a las empresas concesionarias que cumplan con los pliegos y hagan su trabajo. Se va a terminar el que, para atender una exigencia de rebaja del presupuesto por parte del Ayuntamiento, las empresas despidan a los trabajadores precisos para realizar las tareas para así mantener intactos sus beneficios. Porque esto es una estafa a los madrileños con la connivencia del Ayuntamiento: no hay nada más caro que pagar un poco menos a cambio de nada. Cada uno tendrá que cumplir con sus obligaciones.

En paralelo, vamos a abordar una profunda reestructuración del Ayuntamiento, que dejará de ser una Capitanía General, encerrado en sí mismo, de espaldas a los vecinos, para ser una administración descentralizada, cercana a los vecinos, potenciando las Juntas de Distrito con competencias más racionales y estimulando la participación de las asociaciones y colectivos vecinales en el gobierno municipal a través de las Juntas, de los presupuestos participativos, de los referendos en los barrios para decidir lo que afecta a la vida cotidiana de cada madrileño y madrileña.

Por supuesto, la lucha contra la corrupción, aplicando la transparencia y creando una oficina Antifraude que investigue las decisiones políticas tomadas desde el último concejal hasta el alcalde. Madrid dejará de estar en el epicentro de la corrupción política para situarse en el epicentro de la decencia y la ética.

La corrección de las desigualdades sociales y la lucha contra el paro, cerrarán el paquete de medidas urgentes que comenzaremos a aplicar desde el primer día que accedamos a la Alcaldía si ese es el deseo de los ciudadanos el próximo 24 de mayo.

 

Según el CIS, el paro es el principal problema para los españoles y, obviamente, también lo es para los madrileños. ¿Qué medidas tomará para crear empleo si llega a ser alcalde de Madrid?

El Ayuntamiento de Madrid tiene la obligación de actuar en este campo, y los socialistas proponemos medidas concretas para la creación de empleo en nuestra ciudad. Destaca la puesta en marcha de un plan de rehabilitación de las 120.000 infraviviendas que aún existen en la ciudad, muchas de ellas sin las condiciones mínimas de habitabilidad para merecer el nombre de vivienda. Con esta actuación, que llevamos meses perfilando con los sindicatos y con muchas de las principales constructoras, podremos crear 50 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido. Con este programa, que puede ser financiado por medio de contraprestaciones alternativas como concesiones en altura o suelo, estimamos que se pueden crear hasta 65.000 empleos en la ciudad.

Además, vamos a impulsar un fuerte desarrollo cultural en la ciudad, que llevará a Madrid a ser la capital mundial del Español y el Teatro. Los pozos de petróleo de Madrid están en la cultura, ese es un gran motor para generar prosperidad en la ciudad, estimularemos y facilitaremos la creación de múltiples actuaciones que permitan el desarrollo de toda la creatividad y el talento que encierra nuestra sociedad. Poniendo en valor nuestro patrimonio, nuestro legado histórico, artístico, cultural, se generarán miles de puestos de trabajo, se estimulará un turismo de calidad… Madrid será un referente cultural de primer orden.

Por último, las nuevas tecnologías y el estímulo a los emprendedores son otro gran yacimiento de empleo para la ciudad. La Administración local dejará de ser un freno y una traba para el emprendimiento para ser un trampolín y un colaborador leal en la creación y aliento a nuevos proyectos empresariales.

 

En Madrid, como en el resto de ciudades españolas, hay mucha desigualdad entre las distintas zonas de la ciudad. Por ejemplo, en Madrid, los distritos de Chamartín y Salamanca tienen una tasa de paro del 8 %. Sin embargo, Puente de Vallecas tiene una tasa de paro del 21 % (que en algunos barrios llega a superar el 25 %). Además, también hay una gran desigualdad de renta entre los distintos distritos. ¿Hay alguna solución a esto? ¿Qué medidas propone el PSOE para solucionar este problema?

Por supuesto. Durante los años de gestión del PP Madrid se han ido agrandando sus desigualdades. Incluso dentro de distritos supuestamente de alto poder adquisitivo, como puede ser el de Salamanca, se encuentran barrios, como el de la Guindalera, que no responden al estereotipo de riqueza tradicionalmente asociado al distrito. La principal misión de un Ayuntamiento es trabajar para todos, pero especialmente para aquellos que más lo necesitan. Por eso, a través de la potenciación de las Juntas de Distrito a la que antes me refería, vamos a abordar programas de actuación específicos para cada zona de Madrid que compense los desequilibrios existentes en equipamientos, en zonas verdes, en dotaciones de todo tipo para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Mi gran proyecto no es construir una M-30, sino poner en marcha una M-30 social que ayude a quienes más lo necesitan, que vuelva a coser una ciudad desgarrada por las injusticias y las desigualdades. El futuro ayuntamiento socialista no abandonará a ningún distrito, pero por supuesto que centraremos nuestra actuación prioritaria en corregir las sangrantes carencias de muchos barrios de Madrid, especialmente los periféricos, abandonados a su suerte por la desidia y la impericia del PP.

 

En Madrid, los ciudadanos cada vez pagan más impuestos. Durante estos años se ha subido continuamente el IBI y además se creó la tasa de basuras, que ahora ha sido suprimida. ¿Qué va a hacer el PSOE con los impuestos en Madrid?

Llevo más de 10 años reclamando una bajada del IBI, que en Madrid se ha triplicado en los últimos años de la mano del PP. Ahora parece que todo el mundo, incluso quienes frieron a impuestos a los madrileños, se apuntan al eslogan de bajar el IBI. La gran diferencia es la credibilidad de cada uno cuando hace este planteamiento porque, además, nosotros explicamos cómo vamos a acometer esta rebaja generalizada de impuestos, ya que también reduciremos otros impuestos, como el de Construcciones, el de Vehículos, las tasas municipales en las instalaciones deportivas, que se han disparado de manera escandalosa impidiendo el acceso a las mismas por causas económicas a miles de vecinos.

Los socialistas vamos a financiar una rebaja de la presión fiscal de los madrileños, que es desorbitada, mediante la renegociación de la deuda, aprovechando los tipos de interés actuales, que rondan el 0%, mientras el Ayuntamiento está pagando de media unos intereses del 5% por los 6.000 millones que adeuda. Con esa renegociación podremos ahorrar al menos 200 millones de euros anuales, que nos permitirán reducir los impuestos y mantener los servicios públicos. Yo no pienso entrar en ninguna subasta con ningún candidato de manera frívola sobre el descenso de los impuestos en Madrid. Yo, desde hace años, llevo diciendo que deben bajar y explico cómo lo voy a  hacer sin desatender los servicios públicos ni poner en riesgo la estabilidad financiera del Ayuntamiento. Nadie más puede decir lo mismo.

 

Madrid es la ciudad de España con más deuda. ¿Qué medidas tomará para reducir la deuda?

En primer lugar, como ya he explicado, refinanciando la ingente deuda que heredará el nuevo Ayuntamiento, lo que nos permitirá aliviar la carga financiera del Ayuntamiento, que sólo el año pasado tuvo que destinar 372 millones al pago de intereses. Después, aplicando la racionalidad y la coherencia a la gestión pública. Por ejemplo, no es de recibo que el Ayuntamiento posea cientos de inmuebles vacíos o  infrautilizados mientras se gasta la friolera de 39 millones de euros en alquileres para alojar diferentes dependencias municipales. Esto es un despropósito que se pude recortar, sin ningún esfuerzo, únicamente utilizando el sentido común, en al menos 27 millones de euros anuales. También hay derroche en asesores, en altos cargos políticos innecesarios, de los que se podría ahorrar otra buena partida presupuestaria, al menos otros 20 millones anuales. Con estas medidas, y otras más en la misma línea, se puede garantizar el cumplimiento del equilibrio presupuestario, la rebaja de impuestos y el mantenimiento y mejora de los servicios públicos que ofrece el Ayuntamiento.

 

En Madrid hay unos 300 asesores. ¿Cree necesario que el Ayuntamiento tenga tantos asesores? ¿Va a reducir su número?

Es absolutamente desproporcionado. Baste señalar que París  por citar un ejemplo de otra gran capital europea, cuenta con menos de 50 asesores. Vamos a reducir sensiblemente el número de asesores y altos cargos políticos sin contenido real, que no hacen nada o, mucho peor, que impiden por su incompetencia el trabajo eficaz de los excelentes funcionarios y trabajadores públicos con que cuenta el Ayuntamiento. Vamos a reorganizar en profundidad el organigrama del Ayuntamiento, recortando puestos innecesarios y nombraremos para muchos de estos puestos que realmente tengan contenido y sean precisos a funcionarios con experiencia para que la gestión municipal gane en eficacia, profesionalidad y rigor.

 

¿Cree que hay descentralizar Madrid, dando más competencias a las Juntas Municipales?

Sin lugar a dudas. Ya le he comentado que actualmente el Ayuntamiento es una estructura rígida y centralizada, todo lo contrario de lo que nosotros impulsaremos. Vamos a dar vida y contenido a las Juntas de Distrito: tendrán reforzadas sus competencias, serán el cauce primordial para que los vecinos, a través de sus asociaciones y organizaciones no sólo opinen, sino que participen en la gestión de michos aspectos que afectan a su vida cotidiana. Mi objetivo es que en los distritos se pueda incluso votar en una urna las prioridades y los proyectos que es más urgente abordar para resolver los problemas reales de los vecinos. Las Plenos de las Juntas se celebrarán a una hora que permita la participación vecinal y, desde luego, mi compromiso es que presidiré al menos un par de Juntas de cada distrito durante la legislatura. Mi despacho estará en la calle, en contacto directo con los ciudadanos.

 

¿Qué medidas de regeneración democrática tomará si gobierna?

En primer lugar, como ya he comentado, la Oficina Antifraude dirigida por un magistrado en excedencia asistido por algunos funcionarios, por lo que no costará más dinero a las arcas públicas. En segundo lugar, potenciaremos la transparencia completa y absoluta. El mejor antídoto contra la corrupción son las paredes de cristal en el Ayuntamiento. Respetando los límites legales, todo el mundo podrá acceder a la información relevante sobre los contratos y operaciones que firme el Ayuntamiento, con quien, cómo y por cuánto. También someteremos a escrutinio público la eficacia de las políticas que impulsemos desde la corporación, para que los ciudadanos puedan conocer en todo momento si se están alcanzando los objetivos previstos o hace falta introducir nuevas medidas para mejorar el empleo en la ciudad o corregir sus desigualdades, por ejemplo.

Finalmente, pero no menos importante, la participación ciudadana. Yo quiero ser el alcalde que abra las puertas del Ayuntamiento a los vecinos, para que no sólo conozcan, sino que participen en la elaboración de las políticas municipales en la lucha a favor de la igualdad, en defensa de la mujer, para erradicar la homofobia o la pobreza infantil, para cuidar de nuestros mayores. Los presupuestos participativos y la claridad en las cuentas públicas serán una enseña de nuestra gestión municipal. La luz y los taquígrafos son dos excelentes aliados en la lucha contra la corrupción o las malas prácticas en política.

 

La contaminación provoca 2.000 muertes al año en Madrid.  ¿Cuáles son sus propuestas para reducir la contaminación?

Vamos a impulsar un conjunto de medidas para conseguir que la gran fuente de contaminación de la ciudad, que es el tráfico rodado, se disminuya todo lo posible. Para ello, vamos a impulsar, con ayudas fiscales y la instalación de nuevos puntos de carga, la popularización del coche eléctrico en la ciudad. Vamos a crear aparcamientos disuasorios, ya que mucho del tráfico que colapsa Madrid no es el de los residentes, sino los trayectos de personas que cruzan la ciudad en su eje norte-sur o este-oeste. Junto con los aparcamientos, una firme, clara, contundente, apuesta por el transporte público, mejorando su calidad y frecuencias, recuperando los trayectos que el PP ha recortado, y en el transporte público incluyo el servicio del taxi, que, como los propios profesionales denuncian, ha sido siempre relegado por el PP excepto en campaña electoral para usarlos como paneles publicitarios en movimiento.

Finalmente, apostaremos porque la bicicleta sea un medio de transporte cada vez más utilizado, por su nula contaminación y porque es un medio que ‘pacifica’ la ciudad, si se me permite la expresión. Por ello, diseñaremos auténticos corredores para ciclistas  que esponjen y articulen la ciudad, no los espacios de pega que el PP ha pretendido hacer pasar por carriles-bici.

 

¿Peatonalizará el centro de Madrid? ¿Cuál es su propuesta?

Creo que en estas cuestiones hay que actuar con inteligencia y sin demagogia. Creo firmemente en la peatonalización del centro de la ciudad, pero realizada con inteligencia y, sobre todo, con consenso con los vecinos y comerciantes de los barrios a peatonalizar. Antes de plantear el cierre al tráfico de una zona, hay que crear los parkings disuasorios precisos, después, hay que potenciar la vida cultural y el comercio de proximidad en esas zonas y sólo finalmente, tras este proceso, se debe abordar la peatonalización de un determinado barrio o calle. La peatonalización de nuevas zonas del centro histórico de Madrid, si se hace desde el consenso, desde la correcta planificación y ejecución de los pasos previos al cierre al tráfico, no sólo no tiene que generar una polémica, sino que debe ser una medida saludada por todos, vecinos, comerciantes, turistas, etc.

 

Madrid es una de las ciudades más sucias de España según la OCU. ¿Qué solución da el PSOE a este problema?

Como ya he señalado, el problema de la suciedad en Madrid parte de una pésima gestión municipal, en connivencia con unas empresas adjudicatarias que, obligadas a recortar sus facturas, han decidido, insisto, con la aquiescencia del PP en el gobierno municipal, recortar sus plantillas y, por tanto, la cantidad y calidad del trabajo que realizan. Este coctel explosivo ha conducido al deterioro en la limpieza de la ciudad que padecemos ahora. Yo ya he hablado con las empresas concesionarias, con varias de ellas, y les he expresado mi firme intención de renegociar los contratos actualmente vigentes para que,  lo que quede siempre garantizado, sea el servicio público que se han comprometido a prestar y los niveles de empleo precisos para ello.

También vamos a terminar con la connivencia entre Ayuntamiento y empresas concesionarias a la hora de evaluar y hacer el control de calidad de los trabajos contratados. Como me denunciaban los propios trabajadores de Madrid Rio, las inspecciones municipales son previamente avisadas a la concesionaria, para garantizar que, el día que van los inspectores, la zona a controlar esté en correctas condiciones. Esto es una estafa a todos los madrileños que no vamos a consentir. Y, en último término, si la negociación no surte efecto, no dudaremos en remunicipalizar los servicios públicos que no se estén prestando en las debidas condiciones de calidad.

 

En Madrid, hay miles de viviendas vacías que son propiedad de los bancos. Mientras, muchas familias son desahuciadas. ¿Utilizará esas viviendas para darlas en vivienda social? ¿Qué propuesta tiene para solucionar este problema?

Lo que usted señala es un absoluto sinsentido y un ejemplo más de que el mercado, por sí mismo, es incapaz de respuesta a las necesidades de las personas, por lo que se hace precisa la actuación de los poderes públicos. Una de las propuestas básicas de mi programa electoral es destinar las 40.000 viviendas vacías que tienen los bancos y entidades financieras en Madrid a vivienda social en régimen de alquiler. ¿Cómo? En primer lugar, subiendo el IBI de estas viviendas vacías de los bancos un 50%, para estimular que las saquen al mercado y las cedan a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo. Si esta medida no es suficiente, expropiaremos temporalmente, durante 3 años, el usufructo, no la propiedad, de estas casas vacías de los bancos y las destinaremos a alojamiento social a cambio de un alquiler asequible para los más necesitados, que recibirá el banco propietario de la vivienda. Al final, conseguiremos, por un camino o por otro, que Madrid sea una ciudad con desahucios 0.

 

¿Cómo combatirá la pobreza en Madrid?

Combatir los desequilibrios de todo tipo que aquejan Madrid será una de nuestras máximas prioridades. Por ello, vamos a potenciar los servicios sociales municipales, creando las plazas que sean precisas para ayudar a las personas que actualmente duermen en la calle. Ya hemos propuesto crear un fondo, dotado con 6 millones de euros al año, para combatir la pobreza energética de los madrileños, una propuesta que el PP no se ha dignado tomar en consideración pero que nosotros impulsaremos tan pronto lleguemos al Ayuntamiento. Igualmente, abriremos los comedores escolares en periodos vacacionales, para garantizar que todos los niños y niñas de la ciudad tienen acceso a una alimentación adecuada, potenciando asimismo las becas de comedor que el PP ha recortado.

Los mayores, otro colectivo muy olvidado por el PP, también recibirán la ayuda municipal, potenciando los servicios de asistencia domiciliaria y, por supuesto, eliminando el pago por los servicios de teleasistencia que implantó la derecha.

 

Ha propuesto convertir a Madrid en la capital del español en el mundo. ¿En qué consiste esa propuesta?

La cultura será el gran eje del crecimiento de la ciudad. El español, la lengua hablada por 500 millones de personas en el mundo, es una extraordinaria palanca para potenciar la vida de la ciudad. En esencia, el proyecto de transformar Madrid en la capital del español en el mundo es un conjunto de medidas que busca convertir a nuestra ciudad en un referente mundial en el aprendizaje del español, un turismo cultural que mueve millones de personas en todo el mundo, queremos que Madrid sea la capital del teatro en nuestro idioma, potenciando la oferta ya existente y creando nuevos certámenes y ayudas para que los autores y las compañías teatrales encuentren en Madrid su hogar. El cine, las artes audiovisuales, el libro, los videojuegos forman parte también de este gran proyecto.

Unido a ello, queremos crear en el antiguo mercado de frutas el Palacio del Español. Este espacio albergará, entre otras instalaciones, varios centros de impulso y coordinación a la producción cultural, literaria y artística en español, centros de estudios, un museo del español, un auditorio polivalente y, en sinergia con el Matadero, una nueva Residencia de Estudiantes, para impulsar el talento de los nuevos creadores.

Lo importante es que este proyecto no es sólo un nuevo edificio, una nueva infraestructura. Estamos presentando las bases de un nuevo modelo económico para la ciudad de Madrid, basado en la cultura y el conocimiento, y que pretende extraer toda la potencialidad que ofrece el hecho de que los hispanohablantes representen el 10% del PIB mundial en estos momentos. EL turismo idiomático, el intercambio cultural, la creación en nuevos formatos como Internet, la exploración de nuevas posibilidades audiovisuales, así como el impulso a la creación literaria y el teatro en español, son los ejes de un proyecto que dotará a Madrid de una nueva vida cultural, que se traducirá en un sostenido crecimiento económico cimentado en bases propias, sólidas, que no dependen de fenómenos especulativos o materias primas que no disponemos.

 

¿Qué propuestas tiene el PSOE para promover la cultura madrileña?

Junto al proyecto del español que acabo de explicarle, queremos también potenciar la creación cultural en todo su amplio espectro. Queremos recuperar nuevos espacios para la cultura, invirtiendo la tendencia al cierre de espacios culturales y su transformación en centros comerciales que pretende el PP. Queremos que la danza, la música en todas sus expresiones, tengan en Madrid un lugar donde crecer y fructificar. El cine contará con todas las facilidades para rodar en nuestra ciudad, no como actualmente, que rodar en nuestra capital es una carrera de obstáculos a veces prácticamente imposibles de vencer.

 

Si gobierna el PSOE, ¿habrá de nuevo candidatura olímpica para que se celebren los Juegos Olímpicos en Madrid?

Mi prioridad son las escuelas infantiles, de las que construiremos 30 en esta legislatura, y los centros de mayores y centros de día, de los que Madrid presenta también carencias importantes. No figura entre mis objetivos presentar más candidaturas para los Juegos Olímpicos.

 

Según las encuestas, usted puede convertirse en el próximo alcalde de Madrid. Sin embargo, para ello va a necesitar el apoyo de Ciudadanos o Ahora Madrid. ¿Con quién de los dos partidos prefieres gobernar?

Con el que respete y comparta nuestro programa y nuestros objetivos de gobierno. Nosotros, si el resultado de las votaciones así lo señalan, colocaremos nuestro programa encima de la mesa, y serán los diferentes grupos políticos que logren representación en el Ayuntamiento quienes tendrán que decidir si están de acuerdo en combatir la corrupción poniendo en marcha medidas concretas para erradicarla o prefieren apoyar a aquella persona que siempre ha estado en el epicentro de todas las tramas de corrupción que han azotado nuestra región; si quieren construir escuelas infantiles y centros de mayores o prefieren seguir por la vía de la especulación y el ladrillo; si quieren servicios públicos de calidad o prefieren que se sigan privatizando y degradando los servicios públicos. Esa es la auténtica elección a la que se enfrentan, primero los madrileños y madrileñas, y después, los concejales electos de cada grupo.

 

Actualmente se están incorporando a las listas de los partidos políticos candidatos independientes. ¿Cuántos independientes lleva en su lista electoral? Si llega a ser alcalde, ¿nombrará como concejal a algún independiente?

Evidentemente. En nuestra lista figuran dos grandes profesionales independientes, Ransés Pérez Boga, ex presidente de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda y Ángel Martínez Roger, ex presidente de la Real Escuela de Arte Dramático. Ambos, si finalmente los resultados electorales lo permiten, están llamados a dirigir dos de las áreas más importantes del futuro ayuntamiento socialista, como son las de Economía y Hacienda y la de Cultura.