El Partido Pirata triplica sus escaños y queda tercero en Islandia

El conservador Partido de la Independencia vuelve a ganar las elecciones en Islandia, aumentando sus apoyos y escaños obtenidos: sube hasta el 29 % y consigue 21 escaños. El Movimiento Izquierda-Verde sube y se convierte en la segunda fuerza del país con el 15,9 % de los votos y 10 escaños. El Partido Pirata, que llegó a estar como primera fuerza en las encuestas con un 43 % de intención de voto en abril, sube hasta la tercera posición y logra el 14,5 % de los votos y 10 escaños. El liberal y agrarista Partido Progresista del ex primer ministro Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, implicado en los papeles de Panamá, pierde más de la mitad de sus apoyos pasando del 24,4 % al 11,5 % y obteniendo 8 escaños (11 menos que en 2013). La escisión europeísta del Partido de la Independencia, Regeneración, irrumpe con el 10,5 % y 7 escaños. El liberal Futuro Brillante cae ligeramente y obtiene el 7,2 % y 4 escaños. La Alianza Socialdemócrata vuelve a sufrir otro duro batacazo y obtiene solo el 5,7 % de los votos y 3 escaños.