Manuel Valls podría perder las primarias socialistas en la segunda vuelta contra Montebourg

Manuel Valls no tiene ni mucho menos garantizada la victoria en las primarias ciudadanas de la Bella Alianza Popular que organiza el Partido Socialista francés. Todas las encuestas electorales apuntan a que la victoria en las primarias va a estar muy disputada. Tendrá sin duda una gran importancia la participación que haya. Según la última encuesta de Kantar Sofres, una participación baja podría beneficiar al ex-primer ministro Manuel Valls.

Según esta encuesta electoral que publica Le Figaro, con una participación media (de unos 2,6 millones de electores), Valls ganaría la primera vuelta con un 36 % de los votos frente al 23 % de Arnaud Montebourg, el 21 % de Benoît Hamon y el 10 % de Vincent Peillon. En segunda vuelta, Arnaud Montebourg vencería a Valls con un 53 % de los votos frente al 47 % del ex-primer ministro. Si la segunda vuelta fuese entre Hamon y Valls habría un empate: un 50 % para cada candidato.

Si hubiese una participación más alta (de entorno a 4,6 millones de electores), Valls tendría un 35 % en primera vuelta frente al 24 % de Montebourg, el 23 % de Hamon y el 9 % de Peillon. En segunda vuelta, un 52 % apostaría por Montebourg y un 48 % por Valls, por lo que el resultado sería más ajustado aún. Con esta participación, Hamon lograría vencer a Manuel Valls con un 51 % de los votos.

Si, por el contrario, hubiese una participación baja (de en torno a 1,3 millones de electores), Valls tendría garantizada la victoria, ya que conseguiría un 47 % de los votos en primera vuelta frente al 22 % de Montebourg, el 18 % de Hamon y el 10 % de Peillon. En segunda vuelta, la victoria de Valls sería de un 60 % frente al 40 % de Montebourg y de un 61 % contra el 39 % de Benoît Hamon.

Si en las primarias socialistas, el candidato elegido no fuese Manuel Valls, como apunta esta encuesta, sería una gran noticia para el candidato centrista y ex-ministro de Economía, Emmanuel Macron, quien vería aumentadas considerablemente sus posibilidades de pasar a la segunda vuelta para hacer frente a la ultraderechista Marine Le Pen o al conservador François Fillon.