El ultraderechista PVV fracasa y los laboristas se hunden tras haber gobernado con el centroderecha

Los resultados electorales de las elecciones de ayer en Países Bajos no han sido los esperados por los ultraderechistas del PVV. Tras haber estado durante varios meses encabezando las encuestas, en las últimas semanas el partido de Geert Wilders estaba cayendo según todas las encuestas.

Con los resultados ya con el 100 % escrutado, el centroderechista Libertad y Democracia (VVD) de Mark Rutte ha vencido en las elecciones con claridad. Obtiene un 21,3 % de los votos y 33 escaños. Pese a su victoria, este partido pierde cinco puntos de voto y ocho escaños. Como segunda fuerza se sitúa el ultraderechista PVV, con un 13,1 % y 20 escaños, tan solo 5 más que en las pasadas elecciones. Muy cerca del PVV se ha quedado la Llamada Democristiana (CDA), que ha conseguido un 12,5 % de los votos y 19 escaños, los mismos que el centroizquierdista Demócratas 66, que ha recibido el voto del 12 % de los holandeses que han acudido a las urnas (un 80,4 % de los ciudadanos han participado en las elecciones, 5,8 puntos más que en 2012). El Partido Socialista (SP) obtiene un resultado muy parecido al de 2012, con un 9,2 % y 14 escaños. Izquierda Verde (GL), pese a ser sexta fuerza, es uno de los claros ganadores de la jornada de ayer. Sube 6,6 puntos de voto y consigue su mejor resultado histórico con un 8,9 % de los votos y 14 escaños. Pese a la dura derrota que sufrió ayer el ultraderechista PVV, el gran perdedor del día de ayer fue el Partido Laborista (PvdA). Los laboristas, que han estado desde 2012 gobernando junto al centroderechista VVD, han estado hundidos en las encuestas desde el comienzo de la legislatura. Sin duda, el pacto de los laboristas con la derecha ha sido la causa del hundimiento del PvdA, que ha pasado del 24,8 % al 5,7 % de voto y de 38 escaños a solo 9. Unión Cristiana (CU) se mantiene con 5 escaños y un 3,4 % de voto. El Partido Animalista (PvvD) obtiene un 3,1 % y 5 escaños. 50 PLUS sube y logra un 3,1 % de voto y 4 escaños. El Partido Político Reformado (SGP) se mantiene en el 2,1 % y 3 escaños. Entra en el Parlamento, el izquierdista DENK con un 2 % de los votos y 3 escaños. También consigue obtener representación el derechista Foro para la Democracia (FvD), que consigue un 1,8 % y 2 escaños.

Ahora, tras las elecciones llega lo más difícil de todo: la formación de un nuevo Gobierno. Actualmente tan solo gobernaban dos partidos en coalición, que tenían mayoría absoluta: el VVD y el PvdA. Sin embargo ahora, como mínimo se necesitarán a cuatro partidos para formar Gobierno, los cuales tendrán que ser de diferentes ideologías.