ÍNDICE DEMOCRACIA

Mapa del mundo según índice de democracia

¿Qué es el índice de democracia?

Es un índice elaborado anualmente por la Unidad de Inteligencia de The Economist que mide el nivel democrático de los diferentes países del mundo. El índice se elabora analizando las características de los sistemas políticos de los países, siendo estas agrupadas en cinco categorías: procesos electorales y pluralismo, funcionamiento del Gobierno, participación política, cultura política y libertades civiles. En función del nivel democrático que tenga cada país, se da una puntuación de entre 0 y 10, siendo el 10 el que marca un mayor nivel democrático.

El índice agrupa los países en cuatro categorías:

  • Democracias plenas: tienen una puntuación de entre 8 y 10. Son países no solo con las libertades civiles y derechos fundamentales garantizados, sino que tienen una cultura política que favorecen el florecimiento del sistema democrático. El funcionamiento del Gobierno es satisfactorio. Los medios son independientes y diversos. Hay separación de poderes y un efectivo sistema de controles y contrapesos. El poder judicial es independiente y las decisiones judiciales son ejecutadas. Hay tan solo limitados problemas en el funcionamiento de la democracia.
  • Democracias imperfectas: tienen una puntuación de entre 6 y 7,99. Son países que tienen elecciones libres y justas e, incluso si hay ciertos problemas (como la violación de la libertad de prensa), las libertades civiles básicas son respetadas. Sin embargo, hay significantes debilidades en otros aspectos de la democracia, incluyendo problemas en la gobernanza, una escasa cultura política y bajos niveles de participación política.
  • Regímenes híbridos: tienen una puntuación de entre 4 y 5,99. Son países en los que las elecciones sufren irregularidades sustanciales que, a menudo, hacen que las elecciones no sean libres y justas. Las presiones del Gobierno a los partidos y candidatos de la oposición son comunes. Serias debilidades en el sistema son más habituales que en las democracias imperfectas (en la cultura política, el funcionamiento del Gobierno y la participación política). La corrupción tiende a ser generalizada y el Estado de Derecho es débil. La sociedad civil es débil. Habitualmente, hay acoso y presión a periodistas, y la justicia no es independiente.
  • Regímenes autoritarios: tienen una puntuación de entre 0 y 3,99. Son países en los que el pluralismo político es inexistente o muy limitado. La mayoría de estos países son absolutas dictaduras. Algunas instituciones formales de la democracia pueden existir, pero estas no tienen apenas sustancia. Las elecciones, si es que se celebran, no son ni libres ni justas. Existe indiferencia ante los abusos y violaciones de libertades civiles. Los medios de comunicación son estatales o están controlados por grupos relacionados con el régimen. Hay represión hacia los críticos del gobierno y censura. No hay justicia independiente.

Situación actual

Respecto a 2015, ha habido un ligero en el nivel de democracia a nivel global. La puntuación media mundial ha caído hasta el 5,52 (antes en en el 5,55). De los 167 países analizados en todo el mundo, solo hay 19 democracias plenas (una menos que el pasado año) y 57 democracias imperfectas (dos menos que en 2015). Por el contrario, el número de regímenes híbrido ha crecido hasta alcanzar los 40 (tres más que en 2015), mientras que el número de regímenes autoritarios se ha mantenido en 51.

The Economist realiza además un análisis por regiones:

En Asia y Australasia, la puntuación se ha mantenido en un 5,74, algo superior a la media global. Actualmente, hay 2 democracias plenas (Nueva Zelanda y Australia), 13 democracias imperfectas (Japón, Corea del Sur, India, Taiwán, Timor Oriental, Indonesia, Filipinas, Mongolia, Malasia, Sri Lanka, Hong Kong, Singapur y Papua Nueva Guinea), 8 regímenes híbridos (Bangladés, Fiyi, Bután, Tailandia, Nepal, Pakistán, Camboya y Myanmar) y 5 regímenes autoritarios (Vietnam, China, Afganistán, Laos y Corea del Norte).

En Europa del Este, la puntuación ha caído más de una décima hasta el 5,43, acumulando ya desde 2006 una caída de más de tres décimas, siendo la región que peor ha evolucionado en el último año. 19 países empeoraron su calidad democrática, 6 se mantuvieron y 3 la mejoraron ligeramente. Actualmente, hay 13  democracias imperfectas (Estonia, República Checa, Eslovenia, Lituania, Letonia, Eslovaquia, Bulgaria, Polonia, Croacia, Hungría, Rumanía, Serbia y Moldavia), 7 regímenes híbridos (Georgia, Albania, Montenegro, Ucrania, Macedonia, Kirguistán y Bosnia y Herzegovina) y 8 regímenes autoritarios (Armenia, Bielorrusia, Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán.

En América Latina y Caribe, la puntuación ha pasado a ser de 6,33, apenas media décima menos que en 2015. Actualmente, hay una democracia plena (Uruguay), 15 democracias imperfectas (Costa Rica, Chile, Jamaica, Panamá, Trinidad y Tobago, Argentina, Brasil, Surinam, Colombia, República Dominicana, Perú, El Salvador, México, Paraguay y Guyana), 7 regímenes híbridos (Honduras, Guatemala, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Haití) y un régimen autoritario (Cuba). Los países que peor evolucionaron el último año fueron Venezuela y Nicaragua.

En Oriente Medio y el Norte de África, la puntuación se ha situado en 3,56. Actualmente, hay 2 democracias imperfectas (Israel y Túnez), 4 regímenes híbridos (Líbano, Marruecos, Palestina e Irak) y 16 regímenes autoritarios (Jordania, Kuwait, Algeria, Egipto, Catar, Omán, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Irán, Libia, Yemen, Arabia Saudí y Siria).

En África subsahariana, la puntuación se ha situado en un 4,37. Actualmente, hay una democracia plena (Mauricio), 7 democracias imperfectas (Cabo Verde, Botsuana, Sudáfrica, Ghana, Lesoto, Namibia y Senegal), 13 regímenes híbridos (Zambia, Tanzania, Mali, Benín, Malawi, Kenia, Liberia, Uganda, Madagascar, Burkina Faso, Sierra Leona, Nigeria y Mozambique) y 23 regímenes autoritarios (Mauritania, Níger, Costa de Marfil, Gabón, Comoras, Etiopía, Camerún, Angola, Togo, Guinea, Ruanda, Zimbabue, Suazilandia, Congo (Brazzaville), Gambia, Yibuti, Burundi, Eritrea, Guinea-Bisáu, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana y Chad).

En Europa occidental, la puntuación se ha situado en un 8,4 (0,02 menos que en 2015). 9 países de esta región empeoraron su nivel democrático, 7 lo mantuvieron y 5 lo mejoraron. Actualmente, hay 14 democracias plenas (Noruega, Islandia, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Suiza, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos, Alemania, Austria, Malta, Reino Unido y España), 6 democracias imperfectas (Italia, Francia, Portugal, Bélgica, Chipre y Grecia) y un régimen híbrido (Turquía).

En América del Norte, la puntuación se ha mantenido en un 8,56. Mientras Estados Unidos empeoró su puntuación, pasando a ser considerada una democracia imperfecta con un 7,98, Canadá mejoró su puntuación hasta un 9,15, manteniéndose como democracia plena.