FRANCIA: La izquierda y los verdes aumentan su poder municipal y LREM fracasa

La segunda vuelta de las elecciones municipales dejó un poder municipal más escorado hacia la izquierda. El crecimiento del ecologista EELV y el éxito de las coaliciones de izquierda marcaron las elecciones de ayer, en las que La República En Marcha del presidente Macron no consiguió buenos resultados y la abstención alcanzó niveles récord.

En las 10 principales ciudades del país, el poder de la izquierda aumentó pasando de haber 4 alcaldes republicanos, 3 socialistas, 2 independientes de izquierda y 1 de La República En Marcha, a haber 4 socialistas, 3 verdes, 2 republicanos y 1 independiente de izquierda. En la capital, París, la candidata socialista Anne Hidalgo, que se presentaba (como hace el PS en casi todas las ciudades) con el PCF y otros partidos de izquierda como Place Publique, y que para esta segunda vuelta contaba con el apoyo de Los Verdes, consiguió ser reelegida con más del 48 % del voto. Se garantiza así 6 años más en la alcaldía, en la que los socialistas llevan ya desde 2001. En Marsella, la izquierda vuelve al gobierno tras 25 años de alcaldías de la derecha. La candidata de la unión de la izquierda Michèle Rubirola consiguió ayer más del 38 % de los votos, superando en 8 puntos al candidato de Los Republicanos. En Lyon, el candidato verde, que para esta segunda vuelta contaba con el apoyo de LFI, PS, PCF y otros partidos de la izquierda, consiguió hacerse con el 52 % de los apoyos. En Toulouse, la derecha consiguió mantener la alcaldía por poco. El candidato verde, que contaba con el apoyo del resto de la izquierda, se quedó con un 48 %, varios puntos por debajo del 52 % del actual alcalde republicano. En Niza, el alcalde republicano arrasó con casi el 60 % del voto, quedándose a gran distancia del candidato de la ultraderecha, que quedó en segundo lugar. En Nantes, la alcaldesa socialista Rolland arrasó con el 60 % tras recibir el apoyo de los verdes para esta segunda vuelta. En Montpellier, el socialista Delafosse se hizo con la alcaldía derrotando al actual alcalde, un independiente de izquierdas. En Estrasburgo, el candidato verde ganó la segunda vuelta al candidato del centroderecha y al socialista. En Burdeos, que llevaba desde 1947 gobernada por la derecha, el candidato verde, que se presentaba como candidato de unidad de la izquierda, ganó la segunda vuelta con el 46 % del voto. En Lille, la elección fue muy ajustada. La alcaldesa socialista Martine Aubry ganó por menos de 1 punto frente al candidato ecologista. Las primeras estimaciones indicaban que perdería la alcaldía en la que lleva desde 2001, pero finalmente este bastión socialista (el PS lleva en la alcaldía desde 1955) continuará en sus manos.

En el resto de ciudades, la tónica fue similar. De entre las 42 ciudades de más de 100.000 habitantes, la izquierda pasará de gobernar en 17 a hacerlo en 24. Los socialistas ganan dos alcaldías, pasando de 12 a 14, arrebatando algunas históricas como Saint-Denis, controlada por los comunistas desde 1944, o Nancy, en la que gobernaba la derecha desde 1947. Los Republicanos pasan de gobernar 17 a hacerlo en 13, aunque resisten bien en sus feudos, con amplias victorias. Los verdes de EELV pasan de tener 1 alcaldía a tener 6. Además, habrá 3 independientes de izquierda y ecologistas (antes, 2), 2 independientes de derecha (igual que antes), 1 del centroderechista UDI (antes 2), 1 de LREM (antes 2), ganada por el primer ministro Édouard Philippe, y 1 de la ultraderechista Agrupación Nacional, que pasará a gobernar Perpignan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.