ESLOVENIA: El derechista SDS aglutina el voto conservador y se consolida como primera fuerza

La derecha populista del SDS, en el poder desde marzo de 2020 en coalición con el centroderechista N.Si y el centrista SMC (y hasta hace unas semanas con el DeSUS), y el apoyo parlamentario del ultraderechista SNS, se afianza como primera fuerza política de Eslovenia, ante su crecimiento a expensas de otras fuerzas de derechas y la caída de la centroizquierdista LMŠ. La salida del DeSUS, causada por la, denunciada por el partido, ‘Orbanización’ del país ante una política de acercamiento a Hungría y Polonia, movimientos autoritarios contra la prensa y ONGs, y discrepancias en la gestión del Covid-19, hace peligrar el gobierno, ya que la oposición progresista ya prepara una moción de censura, en la que, de prospera, se haría nuevo primer ministro al líder de DeSUS, Karl Erjavec. Así, 2021 se espera que pueda ser un nuevo año de cambios en la política eslovena.

Para la moción de censura, el DeSUS contará con el apoyo de la centroizquierdista Coalición del Arco Constitucional, formada por el LMŠ, los Socialdemócratas, el Partido de Alenka Bratušek (SAB) y La Izquierda. Entre los 5 partidos cuentan con 44 de los 90 diputados de la Asamblea Nacional. Por tanto, para que la moción prospere, se necesitará el apoyo de, al menos, 2 diputados del centrista SMC. El hecho de que este partido se haya desmoronado casi por completo (en 2014 ganó con un 34 % del voto y lideró el gobierno hasta 2018, y ahora apenas cuenta con un 1 % de intención de voto) favorece esta posibilidad. Así, es posible que en estos meses se configure un nuevo gobierno en Eslovenia.

De acuerdo con la última media de encuestas electorales, el SDS sube hasta el 28,5 % de intención de voto, mejorando en cerca de 4 puntos los últimos resultados electorales. La centroizquierdista Lista Marjan Šarec pierde unos 9 puntos en este año, pero se mantiene aún por encima del resultado de las elecciones de 2018, con un 16 % de intención de voto. Le siguen otras dos partidos de la alianza opositora progresista Coalición del Arco Constitucional, los Socialdemócratas, que suben hasta el 14 %; y La Izquierda, que sube hasta el 13 %. El DeSUS, que dejó el gobierno derechista recientemente, se sitúa con un 6,5 %. La conservadora Nueva Eslovenia, principal socio del SDS, baja hasta el 5,5 %. El progresista SAB, también miembro del opositor Arco Constitucional, repunta hasta el 4 %. El ultraderechista SNS baja hasta el 3 %; el Partido Popular se sitúa con un 2 %; y el centrista SMC continúa su hundimiento, colocándose con apenas un 1 %.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.