Las 10 claves del CIS de enero

Como cada mes, el CIS ha publicado los resultados de su barómetro. Según sus datos, el PSOE seguiría manteniéndose como primera fuerza política, aumentando su ventaja sobre un PP, que sigue perdiendo apoyos en favor de Vox.

Intención de voto

El CIS, que ya no publica una estimación de voto, sitúa al PSOE con un 29,9 % de intención directa de voto (sobre el total de voto válido). Le siguen Ciudadanos, con un 17,7 %; Unidos Podemos, con un 15,4 %; el PP, con un 14,9 %; y Vox, con un 6,5 %. Evidentemente, estos son datos brutos sin tratar (es decir, sin la conocida como ‘cocina’), por lo que no pueden ser considerados como una estimación de voto.

Estimación de voto a partir de los datos del CIS

Debido a que el CIS ya no publica su estimación de voto, hemos procedido a hacer una estimación propia a partir de los datos de intención directa de voto + simpatía y el recuerdo de voto. Así, el PSOE se sitúa como primera fuerza con un 24 %, seguido por el PP, con un 20,3 %; Ciudadanos, con un 18,7 %; Unidos Podemos, con un 18,5 %; y Vox, con un 7 %.

Mala valoración de la situación económica y política

Un 51,5 % de los españoles cree que la situación económica es mala o muy mala frente a solo un 6 % que cree que es buena o muy buena. Además, hay pocas expectativas de mejora. Un 24,8 % cree que dentro de un año será peor y un 42,3 % que será igual.

Respecto a la situación política, solo un 2,7 % considera que sea buena o muy buena frente al 72,7 % que cree que es mala o muy mala. En cuanto a las perspectivas de futuro también cunde el pesimismo: un 28,6 % cree que empeorará en el próximo año y un 40 % considera que se mantendrá igual.

Mala valoración del Gobierno, pero peor o igual valoración de las actuales alternativas

Solo un 13,4 % de los españoles cree que la gestión del Gobierno sea buena o muy buena. La mayoría, un 40,4 %, la define como regular. Por el contrario, los que opinan que es mala o muy buena suman un 26,8 % y un 14,5 %, respectivamente. Si nos vamos a la confianza que genera el presidente Pedro Sánchez, la valoración positiva sube hasta el 22,5 % que suman aquellos que tienen mucha o bastante confianza en él.

En cuanto a las alternativas, el líder de la oposición, Pablo Casado, solo inspira mucha o bastante confianza al 11,8 % de los españoles. Además, solo un 13,1 % cree que un Gobierno del PP sería mejor frente a un 42,5 % que considera que sería peor. Los datos son algo mejores para Ciudadanos: un 16 % piensa que un Gobierno naranja sería mejor que el actual del PSOE frente a un 36,4 % que cree que sería peor. En cuanto a Podemos, solo un 8,7 % opina que lo harían mejor en el Gobierno frente a un 45,6 % que cree que sería peor.

Pedro Sánchez, el líder político nacional mejor valorado

El presidente Pedro Sánchez se mantiene como el líder político de ámbito nacional mejor valorado con un 3,8. Albert Rivera le sigue de cerca con un 3,5. Pablo Casado y Pablo Iglesias repiten como los peores valorados, con un 2,9 y un 2,8, respectivamente.

Además, Pedro Sánchez también se sitúa como el líder preferido como presidente, con un 26,8 % de apoyo. Albert Rivera se sitúa en segundo lugar, con un 15,3 %, seguido de Pablo Casado, con un 10,9 %, y Pablo Iglesias, con un 8,9 %.

El PSOE, el partido político que genera menos rechazo; Vox, el que más

El CIS ha vuelto a preguntar este mes sobre la probabilidad de voto a cada uno de los partidos políticos (en una escala de 0 a 10, donde 0 es que nunca votaría a ese partido). El PSOE se mantiene como el partido que menos gente descarta votar. Solo un 33,2 % de los españoles rechaza rotundamente votar al PSOE. Ciudadanos se sitúa en segundo lugar, con un 44,5 %. Podemos, IU y PP se sitúan igualados en cuanto a rechazo, con más de la mitad de los ciudadanos descartando votar por alguno de estos partidos. Su nivel de rechazo es del 51,2 %, 51,9 % y 53 %, respectivamente. Por último, Vox aparece como el partido que más gente descarta votar: un 71,1 % nunca votaría por esta formación.

Transferencias de voto: fugas del PP a C’s y Vox y de Unidos Podemos al PSOE

El PSOE se mantiene como el partido con mayor fidelidad de voto: un 78,3 % de los votantes socialistas en 2016 repetiría. Los socialistas, además, captarían un 13,1 % de los votantes de Unidos Podemos, un 5,1 % de los de C’s y un 12,5 % de la abstención.

Por el contrario, la fidelidad del PP baja hasta el 56,4 %. Por otro lado, apenas conseguiría un 4,4 % de los votantes de Ciudadanos y un 6,7 % de los abstencionistas. Sus principales fugas serían hacia Ciudadanos (18,1 %) y Vox (14,1 %).

Uno de los principales beneficiados de esta caída del PP sería Ciudadanos, que además de retener a un 67,3 % de sus votantes, sumaría a un 18,1 % de los del PP, un 6,8 % de los del PSOE y un 7,9 % de la abstención. Sin embargo, perdería un 5,1 % de sus votos hacia el PSOE, un 4,4 % hacia el PP y un 10,3 % hacia Vox.

Unidos Podemos se sitúa con un 67,2 % de fidelidad de voto. Su mayor transferencia de votos se produce hacia el PSOE: un 13,1 % de los votantes de Unidos Podemos en 2016 votaría ahora a los socialistas.

Los españoles sitúan a Vox en la ultraderecha

En cuanto a la ubicación ideológica de los diferentes partidos según los ciudadanos, Podemos es situado en un 2,2, cerca de la extrema izquierda. El PSOE sigue siendo situado en un 4,2, una posición de centroizquierda. Ciudadanos, que a lo largo de estos años ha sido situado cada vez más a la derecha, es colocado en un 7, una posición de centroderecha. El PP es situado en un 8, una ubicación de derecha. Por último, Vox es situado en la ultraderecha, exactamente en un 9,3.

Como se puede ver, todos los partidos son percibidos ligeramente más a la izquierda en los últimos meses. Este podría ser un efecto derivado de la irrupción de Vox. Al aparecer un partido más a la derecha de todos los partidos, la percepción de los ciudadanos sobre la ubicación ideológica de estos se desplaza hacia la izquierda.

Unidos Podemos gana en la ultraizquierda; el PSOE, en el centroizquierda; C’s, en el centroderecha; el PP, en la derecha; y Vox, en la ultraderecha

De acuerdo con los datos del CIS, Unidos Podemos se mantiene con alto niveles de apoyo entre la izquierda más radical: en las ubicaciones de 1 y 2 tiene una intención directa de voto + simpatía superior al 40 %. El PSOE se mantiene en estas posiciones con un 25 %.

En la izquierda (3), PSOE y Unidos Podemos compiten por hegemonía, aunque los socialistas se sitúan con una cierta ventaja. El PSOE se sitúa con un 40,8 % de apoyo frente al 29 % de Unidos Podemos. En el centroizquierda (4), el PSOE aparece como el partido hegemónico, con un apoyo del 60,8 %.

En el 5, que es considerado como una posición de centro, el voto se encuentra más dividido y existe actualmente una mayor abstención. Además, Ciudadanos (25,4 %) y PSOE (21 %) se sitúan como los partidos más apoyados.

En el centroderecha (6), Ciudadanos vence al PP, obteniendo un 41,3 % frente al 25 % de los populares. Vox se sitúa como el tercer partido, con un 7,3 %. En la derecha (7 y 8), el PP se sitúa con un apoyo superior al 50 %.

Por último, entre la derecha más radical (9 y 10), Vox y PP se reparten casi la totalidad del voto. Especialmente fuerte sería el apoyo a Vox en el 10, con un 48,9 %. Sin embargo, hay que tener en cuenta que solo un 1,5 % de los españoles se sitúa en esta ubicación ideológica.

La mayoría no se ve influido por Cataluña y opta por el diálogo

Un 42,9 % de los españoles asegura que la situación de Cataluña influirá mucho o bastante en su voto. Entre los votantes de PP y Ciudadanos, este porcentaje es significativamente superior. Por el contrario, un 51,1 % dice que les influirá poco o nada en su decisión de voto.

Aquellos que dicen que se verán influidos por la situación de Cataluña, lo harán de diferentes maneras. A un 43,2 %, esta influencia les llevará a votar a partidos favorables al diálogo frente a un 36,4 % que optarán por aquellos que plantean opciones más duras.

En cuanto a la opinión de los españoles sobre la política que hace falta llevar a cabo ante la actual situación en Cataluña, la mayoría opta por el diálogo. Un 36,9 % defiende una política de diálogo y cumplimiento de la ley (posición predominante entre votantes de PSOE y C’s). Un 34,8 % opta por una política más flexible de diálogo y negociación (especialmente apoyado por los votantes de Unidos Podemos). Por último, un 21,7 % defiende una política de mano dura (posición mayoritaria entre electores del PP).