Vuelco en el Reino Unido: los laboristas disputan el primer puesto a los conservadores

Después de varios meses en los que los conservadores han mantenido una ventaja de unos 8 puntos sobre el Partido Laborista se ha producido un vuelco en la intención de voto en el Reino Unido.

La primera encuesta electoral que reflejó este vuelco fue una de ICM para The Guardian (realizada entre el 11 y el 13 de marzo). Según esta encuesta electoral, el Partido Conservador y el Partido Laborista empatarían con el 36 % de los votos. Respecto a la anterior encuesta de esta misma empresa demoscópica (realizada entre el 12 y el 14 de febrero). El ultraderechista UKIP tendría el 11 % de los votos, los Liberal Demócratas tendrían el 8 % y, tanto el Partido Nacional Escocés (SNP) como el Partido Verde, tendrían el 3 % de los votos.

Encuesta ICM The Guardian 11-13 marzo 2016

Según otra encuesta electoral más reciente, realizada entre el 16 y el 17 de marzo por YouGov para The Times, el Partido Laborista ganaría las elecciones con el 34 % de los votos, subiendo 4 puntos respecto a la anterior encuesta (realizada 3 semanas antes que esta). El Partido Conservador cae 4 puntos en 3 semanas y tendría el 33 % de los votos. El UKIP tendría el 16 %. Los Liberal Demócratas tendrían el 6 % de los votos, al igual que el Partido Nacional Escocés. El Partido Verde tendría el 3 %.

Encuesta YouGov The Times 16-17 marzo

Estas dos encuestas reflejan una caída del Partido Conservador del actual primer ministro, David Cameron, y una subida del Partido Laborista, liderado por Jeremy Corbyn. En la media de encuestas, ambos partidos se sitúan en torno al 34 %, lo que supone un máximo en intención de voto de los laboristas desde que Corbyn es secretario general y también desde las pasadas elecciones generales. Por el contrario, para el Partido Conservador es un mínimo. Acostumbrado a estar entre el 38 y el 40 % de intención de voto, estar por debajo del 35 %, debe ser una muy mala noticia para David Cameron. Esta caída se produce en un momento de crisis en el partido debido al cambio de posición de Cameron acerca de la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (él defiende el acuerdo alcanzado hace unas semanas con la UE, mientras que numerosos dirigentes del partido mantienen su idea de salir de la UE) y de malestar entre gran parte de la ciudadanía por los recortes del Gobierno. El UKIP se mantiene en la media de encuestas en el 14 %. Los Liberal Demócratas se encuentran en el 7 %, el SNP en torno al 4-5 % y el Partido Verde, en poco más de un 3 %.