Austria: el centroderechista ÖVP se colocaría como primera fuerza con Sebastian Kurz de líder

Tras el anuncio de dimisión del actual líder del centroderechista ÖVP y vicecanciller de Alemania, Reinhold Mitterlehner, el que probablemente será el próximo líder del ÖVP, Sebastian Kurz, ha pedido la convocatoria de elecciones anticipadas. Kurz, de 30 años, es actualmente ministro de Asuntos Exteriores, y goza de gran popularidad entre los ciudadanos austriacos según las encuestas. Su probable elección como líder del Partido Popular (ÖVP) podría causar un gran terremoto político en Austria. Según estas encuestas, los populares se situarían como primera fuerza política con 10 puntos de ventaja sobre el ultraderechista FPÖ y 14 sobre los socialdemócratas, en caso de que Kurz fuese elegido líder. Kurz, con un discurso más xenófobo y conservador que el que actualmente tiene su partido y, similar en muchos aspectos al de los dirigentes del ultraderechista FPÖ, quiere aprovechar su gran popularidad actual para vencer en unas elecciones anticipadas y hacerse así con el control del Gobierno. Sin embargo, los socialdemócratas del canciller Christian Kern ya han anunciado que no adelantarán las elecciones y que gobernarán en minoría, en caso de que los populares acaben abandonando el Gobierno. Kern intentará así aguantar hasta octubre de 2018, fecha en la que está prevista la celebración de elecciones legislativas.

Lo que ya está claro es que tras la elección de Kurz como líder del ÖVP, que está prevista para este fin de semana, la situación política y electoral de Austria será radicalmente diferente. Según una encuesta electoral de Research Affaires, el conservador ÖVP subiría 13 puntos con la elección de Kurz hasta el 35 %. El ultraderechista FPÖ caería 7 puntos hasta el 25 %. Los socialdemócratas bajarían 8 puntos hasta el 21 %. Los Verdes subirían un punto hasta el 8 %. El centrista NEOS subiría un punto hasta el 7 %.