El PSOE obtiene una gran victoria en Andalucía

El PSOE ha sido sin duda el gran vencedor de la noche de ayer. Susana Díaz consiguió un gran resultado electoral. El 35,43 % de los andaluces optaron por el PSOE, votos que le dieron 47 escaños, los mismos que obtuvo en 2012. Obtener el mismo número de escaños habiendo dos nuevos partidos en el Parlamento andaluz (Podemos y Ciudadanos), es un resultado magnífico. Un resultado superior al que esperaban muchas encuestas (algunas le daban al PSOE solo un 30 %) y los dos sondeos a pie de urna realizado (el de Canal Sur le daba al PSOE, un 33,1 % y entre 41 y 44 escaños y el de ABC entre 39 y 44 escaños). Susana Díaz ha superado con éxito las primeras elecciones a las que se ha presentado y el apoyo que le han dado los andaluces supone un refrendo a sus políticas.

El buen resultado del PSOE va a influir claramente en el resto de elecciones. El PSOE sale muy fortalecido y está en condiciones de ganar en otras comunidades e incluso a nivel nacional. Este resultado también fortalece a Pedro Sánchez, que junto a Susana Díaz, ha logrado que el PSOE vuelva a ganar unas elecciones (llevaba sin ganar desde 2012 en Asturias y sin contar esta desde 2008). La victoria del PSOE puede hacer que mucha gente se plantee volver a votar al PSOE, pues estos resultados muestran que solo el PSOE ha podido plantar cara al PP. Esto es alimentado por el fracaso de Podemos, que esperaban obtener en torno a un 20 % de los votos. De hecho, Podemos ha obtenido menos de lo que decían muchas encuestas (que le llegaban a otorgar hasta un 19 %) y los sondeos a pie de urna que le daban un 17,5 % y entre 19 y 22 escaños (tuvo un 14,84 % de los votos y 15 escaños).

El Partido Popular tuvo un muy mal resultado, aunque esto no fue ninguna sorpresa. Las encuestas ya venían diciendo que el PP iba a tener un gran descalabro. El PP obtuvo un 26,76 % de los votos y 33 escaños (13,9 puntos, 13 escaños y 500.000 votos menos que en 2012). Es un resultado desastroso para el PP y sobre todo para Rajoy. El presidente de gobierno se ha volcado en la campaña y el mal resultado puede ser atribuido a las políticas que actualmente está realizando el PP.

Podemos, como he dicho antes, fracasó en sus primeras elecciones tras su irrupción. Fracasó porque su objetivo era, al menos, tener más de un 20 % de los votos e incluso poder ser la segunda fuerza política andaluza, y ni siquiera llegaron al 15 % de los votos. Fue un resultado peor del que pronosticaban algunas encuestas y los sondeos a pie de urna. Ayer, cuando los dirigentes de Podemos tuvieron que hablar sobre el resultado no sabían que decir tras el inesperado poco apoyo que recibieron. Intentaron excusarse en que Podemos solo tiene un año pero a mi juicio es un argumento muy malo. Un partido que pretende ser la alternativa al PP y que quiere gobernar España no puede mostrar tal debilidad en la comunidad más poblada de España (que es Andalucía, con el 18 % de la población total). Es un mal resultado para Podemos, que le va a pasar factura en el resto del territorio nacional.

Ciudadanos obtuvo un gran resultado ayer con el 9,28 % de los votos y 9 escaños. Hace dos meses, poca gente conocía a Ciudadanos y ayer en la comunidad más poblada de España obtuvieron un 9 % de los votos. Un gran resultado. Un resultado mejor que el que le daban algunas encuestas, como el CIS, que solo le daba el 6,4 % de los votos. Ciudadanos ha captado muchos votos del PP, aunque sobre todo de UPyD. Hay que recordar que en las elecciones europeas, UPyD tuvo el 7,14 % de los votos en Andalucía y en estas elecciones solo un 1,93 %. Todos estos votos han ido, en mi opinión, a Ciudadanos, que todavía tiene recorrido para seguir creciendo.

Izquierda Unida obtuvo un mal resultado ayer en las elecciones. Tan solo el 6,89 % de los andaluces decidieron votar a Izquierda Unida, cuando en las anteriores elecciones obtuvieron el 11,35 %. Sin embargo, dentro de lo malo que es el resultado hay también cosas positivas. Desde que se convocaron elecciones, la tendencia del voto a Izquierda Unida ha sido claramente descendente. Sin embargo, en las últimas semanas antes de las elecciones lograron parar la caída, fundamentalmente, gracias al gran apoyo y presencia de Alberto Garzón en la campaña y la reaparición de Julio Anguita. Además, hay que entender que es difícil mantener resultados tan buenos como los que obtuvo Izquierda Unida en pasadas elecciones con un nuevo partido que les están quitando gran parte de su electorado. Izquierda Unida ha logrado mantener un porcentaje de voto superior al estimando a nivel nacional y mejor del que se podía pensar hace un mes cuando este partido estaba prácticamente en caída libre.

UPyD ha fracasado en estas elecciones (han obtenido solo un 1,93 % de los votos) y deberían tomar sin duda medidas. Hace un año, a nivel nacional, las encuestas les daban en torno a un 7 y un 10 % de los votos. En las elecciones europeas en Andalucía, tuvieron el respaldo del 7,14 % de los andaluces. Sin embargo, en estos meses, han mostrado una debilidad increíble y han permitido que Ciudadanos les ‘coma’ la mayor parte de sus votos. Ciudadanos y UPyD son partidos parecidos pero Ciudadanos (aunque tiene más años) se ve como algo más nuevo y tienen bastante mejor imagen. UPyD se ha quedado como un partido más tradicional y viejo y como no logre mejorar sus resultados, Ciudadanos fagocitará totalmente a UPyD.

El Partido Andalucista empeoró sus resultados respecto a las elecciones de 2012 (1,53 % frente a un 2,51 %) y también respecto a las elecciones europeas en las tuvo un 1,7 % de los votos. Un partido que se presenta en una región es difícil de levantar cuando entre en este bucle de malos resultados. Recordemos que el Partido Andalucista ha estado en numerosas ocasiones en el Parlamento de Andalucía, aunque llevan sin estar en él desde que en 2004 obtuvieran 5 escaños y un 6,25 % de los votos. Esta tendencia descendente es muy peligrosa y si no se revierte puede que se convierta en un partido sin importancia o que acabe en la práctica desaparición del partido.

En resumen, los resultados de estas elecciones han sido muy positivos para el PSOE, desastrosos para el PP, Podemos, IU, UPyD y PA y bastante buenos, sorprendentes y esperanzadores para Ciudadanos. Los resultados van a influir en las próximas elecciones, favoreciendo al PSOE