¿A por unas nuevas elecciones en Andalucía?

Siguen pasando los días y aún no hay ningún pacto para la investidura de Susana Díaz en Andalucía. Cada Elecciones en Andalucíapartido echa las culpas al resto de que aún no haya gobierno en la región andaluza. Podemos y Ciudadanos se quejan de que el PSOE no acepta sus condiciones, el PP dice que el PSOE tiene la responsabilidad de constituir el gobierno, al ser la fuerza más votada, y el PSOE acusa al denominado ‘bloque del no’, compuesto por Podemos, Ciudadanos y PP, de bloquear la investidura y dejar sin gobierno durante varios meses a la mayor región de España.

En los dos meses que transcurrieron entre las elecciones andaluzas y las elecciones municipales del 24-M, parecía que la negativa de Ciudadanos y Podemos a apoyar o abstenerse en la votación de investidura era debida a que no querían manchar su imagen. Un pacto con el PSOE les podría haber quitado apoyos a estas dos nuevas fuerzas emergentes y esas elecciones eran demasiado importantes para su futuro como para cometer tal error.

Sin embargo, ya han pasado 10 días desde las elecciones municipales y las negociaciones no han avanzado. Ya queda tan solo 1 mes hasta el 5 de julio, fecha máxima para investir a Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. Si no se hace antes de esa fecha, se convocarán de nuevo elecciones. De esto han avisado hoy, y llevan avisando ya durante varias semanas desde el PSOE. Además, advierten al resto de formaciones de que esta ‘situación de bloqueo’, provocada por PP, Podemos y Ciudadanos, no les beneficia ante unos nuevos comicios. Según una encuesta de Metroscopia, publicada hace 2 semanas, el PSOE mejoraría su resultado casi 2 puntos, Ciudadanos subiría 6 puntos, el PP bajaría casi 7 puntos y Podemos e Izquierda Unida se mantendrían. El PSOE tiene otro sondeo interno que apunta que PP y Podemos saldrían perjudicados en unas nuevas elecciones.

Ningún partido quiere nuevas elecciones pero sus actuales actitudes pueden hacer que se terminen por convocar. Esto, sin duda, sería muy negativo para el PP, que podría seguir perdiendo apoyo y beneficiaría al PSOE. Aún queda un mes para la fecha límite y todavía es posible el pacto. Desde luego, todos los partidos tendrán que ceder parcialmente en sus posturas y alguno de los partidos emergentes podría salir, finalmente beneficiado con un pacto, que se podría vender como un ejercicio de responsabilidad para que haya estabilidad y un gobierno que se ponga a trabajar ya para solucionar los problemas de los andaluces, que al final es para lo que se les elige. Habrá que ver en las próximas semanas, si al final algún partido facilita la investidura o si habrá nuevas elecciones en Andalucía.